VIAJES AL FONDO DEL ALSA – PARTE XXII (ALIMERKA COVER)

14 de noviembre de 2014

¿Te sienta bien Alimerka?* Hmmm, pues no sé, creo que me sienta mejor un día extra de descanso, lógicamente… Pero, a lo que íbamos, ésta es la historia de un ser humano cualquiera que, en una misma jornada, tiene que visitar la charcutería del Alimerka en dos ocasiones. Atentos.
A) 
– ¡Siguiente! ¡El 27!
– Yo, yo, el 27, yo… Estaba mirando, llevo un rato, es que en casa les gusta tanto… ¿no tenéis ya ese lomo de Ezequiel?
charcuteria_2– Sí, sí, aquí, mire, lo tenemos fuera, el lomo, el chorizo, de Ezequiel…
– Ah, genial, ¡qué bien! Pues, hala,  ponme un cuarto de jamón serrano, de ése, el de Navidul.
La charcutera me mira asombrada (yo soy el siguiente, el 28, ella parece saberlo); echo la vista alrededor, la 29 y la 30, que hablaban muy distendidamente de las increíbles hazañas académicas de sus respectivos retoños, se han callado y parecen ahora estatuas de sal. El profeta Ezequiel abrumado por la Babilonia cerda de Navidul…
B)
¡¡Jo – Der!! El puto queso fresco de los cojones, que se me olvidó comprarlo por la mañana (¡Quien me mandara a mí ir a la compra sin la correspondiente lista?) Segundo viaje lúdico-festivo a ese Alimerka tan, tan amarillo. No hay cola, cojonudo. Tan sólo veo dos señores comprando en la charcutería, ¡bien!… O no, a ver.
el-pescailla– Que te digo yo que la del gitano Antón es del Pescaílla, joder, no de Peret.
– Que no, joder, que te digo yo que no, hostia… (Sí, de ése, seis lonchas o así.)
– Vaya, lo que yo te diga, si no, luego le preguntas al Chuli a ver qué te dice…
– El Chuli me la chupa a mí doblada, que el rey de la rumba catalana es el Peret, cojones.
(Queso en lonchas, sí, unos 150 o así, de ése, del de la Central… No, no, nada más. Ya está.)
– Catalanes, catalinos, que los llamo yo… ninoninoninonoooo… jojojojojo.
Y se van abrazados, cantando a viva voz la de “El Gitano Antón”, dando palmas, con ganas de volver al bar y seguir tomando contentos más vino peleón.2010-De-Los-Cobardes-Peret
Ya me toca.
– Un poco de queso fresco.
– Sólo me queda sin sal.
– Pues nada, sin sal será…
“¡¡Y llegó la policía, y apresaron al matón!!”, se escucha desde la caja 2. “¿Tarjetina de puntos?”, se oye como respuesta. Ella, la charcutera, deja el filo del cuchillo encima del queso, sin cortarlo aún. Al unísono, giramos nuestras cabezas y miramos en dirección a las cajas, quietos,  petrificados, unos veinte segundos de pura asimilación…
– Perdona, eeehhh… ¿qué querías?

alimerka caja

*”¿Te sienta bien Alimerka?” Hace referencia a la canción promocional de esta famosa cadena asturiana de supermercados que suena incesantemente cuando uno se encuentra en el interior de uno de ellos intentando comprar lo que lleva apuntado en la lista de la compra, pretendiendo no ser engañado una vez más por la tramposa distribución de productos.

Anuncios