LENTEJAS NUBLADAS

Tengo la “sanísima” costumbre de cocinar con la radio puesta. Hoy tocaba escuchar la SER (voy rotando, lo normal), y entre lentejas, Cospedal, Toni Cantó y poco, demasiado poco de Kenya, escucho a un locutor asturiano decir, literalmente, creo, “esta tarde se acerca un frente nuboso que traerá nubes a casi toda la región”… Sin salir todavía de mi asombro, miro por la ventana y sigo viendo ese cielo azul que tan poco se prodiga por estas tierras, y pienso, “¿qué otra cosa puede traer un frente nuboso, sidra, oricios, bonobuses…?” Acto seguido, me acuerdo de los hermanos Reid y de sus cielos de abril, y me hago otra pregunta más, “¿es costumbre de los frentes nubosos escoceses traer también nubes?” Como no hallo respuesta a cuestión tan relevante, me dedico a seguir revolviendo las lentejas, que como las dejes solas se pegan las muy cabronas.

“… making love on the edge of a knife, and the world comes tumbling down…”

Anuncios