HAY

Hay en el mundo mujeres

que caminan kilómetros, y muchos,

para conseguir un poco de agua marrón,

pero no somos nosotras.

Hay en el mundo miles de personas racistas

que le ríen las “gracias”

al imbécil de Donald Trump,

pero no somos nosotras.

Hay en el mundo niñas

que trabajan dieciséis horas al día

para coser nuestros ropajes,

pero no somos nosotras.

Hay en el mundo seres casi humanos

que pueden vivir todavía como putos millonarios

con tan sólo el uno por ciento de su dinero,

pero no somos nosotras.

Hay en el mundo jóvenes desesperadas

que acaban cobrando un sueldo

en un Estado listo y preparado para matar,

pero no somos nosotras.

Hay en el mundo gente rara

que convive con muñecas tenebrosas

para esconder en ellas su inmensa soledad,

pero no somos nosotras.

Hay en el mundo mujeres

que madrugan mucho, demasiado,

para salir a correr por calles desiertas,

pero no somos nosotras.

Hay en el mundo coleccionistas

que acumulan en sus casas

cientos, miles de cosas muy, muy raras,

pero no somos nosotras.Women rights

Entonces, ¿Quiénes somos?

¿Dónde nos ubicamos?

¿Por qué yo escribo esto y ahora lo leéis?

Quizá sea porque en este mundo,

a punto ya de acabarse,

tiene que haber personas

que no seamos nosotras,

personas que contemplen al resto

sonrientes, desde sus atalayas,

para, al final,

apagar la luz

cuando esos ejércitos vácuos

ya se hayan largado

a morir definitivamente

a sus infames infiernos inodoros.

 

NO CRY!!

No woman:

porque esta mañana

no es sólo la lluvia

que no cesa

sobre el suelo

de mi cabeza:

es la situación

que soporto sin piedad

ni esa mierda

que llaman compasión.

No cry:

lavo los filos

de mis cuchillos

una vez y otra

más:

no es alimento

apropiado

lo sé

pero hambre hay

que orillar

y sin nada por pensar.

 (“si tú no me quieres,

es que no quieres a nadie

y yo no veo un futuro sin ti”)

No woman:

¿que dónde se ha ido?

¡y qué sé yo

de sus planes de futuro

cuando el miedo

de su pasado

acumulado

atenaza

mis sentidos?

No cry:

hoy

patatas con carne

“¡muy rico, mamá!

¡cómo nos gusta

verte sonreir!”

Y así es

de veras:

que mis lagrimas

ya se han secado

todas.

Is everything gonna be alright?

No cry!!