VIAJES AL FONDO DEL ALSA – LAS MICROAVENTURAS DE INDALECIO, EL CONDUCTOR – PARTE VI – AVECREM Y RISKY BISNIS


  • ¡Mi madre, Indalecio, nun te conocía! ¡Cúanto va ya! Porque tú yes Indalecio, el del Molín, ¿no?
  • Sí, sí, el mismo – responde Indalecio mientras escudriña desde su atalaya de conductor de alsa y con su visión mega-concentrada, al más genuino cien por cien, quién narices puede ser esa señora que se dirige a él con tamaña familiaridad.
  • ¿Nun te acuerdes de mí? Soy Merce Eva, la del panadero.
  • ¡Coime, sí, claro, cagonrrós! ¿Cómo te va?

Merce Eva estaba irreconocible. En nada se parecía a aquella chica con la que se morreó en el reservado de la discoteca del pueblo tras haber bailado imantados un par de lentas casi veintiocho años atrás.

  • ¿Y qué tal Ricardín, ho? Has de darle recuerdos de mi parte. ¿Seguís por Xixón? – pregunta interesado Indalecio. Ricardo era uno de sus amigos de tiempos adolescentes, de pandilla numerosa y juerguista.
  • Ay, fíu, que ya no estamos juntos. Conoció una rumana de veinte años y se largó, el muy hijoputa…

Y Merce Eva se sienta en el asiento delantero de la parte derecha, justo detrás de Indalecio, para ir contándole todas esas noticias que él, por ser poco chismoso, desconocía de pleno. Indalecio, más que escuchar toda esa retahíla de historias, quejas y reproches pasados, se para a pensar en el día de la boda de Carmen Eva y Ricardo, en el fiestón que se montó, en las invitaciones alternativas que hicieron él y el Curuxo, “Enlace Avecrem y Risky Bisnis”, que aquellos eran sus motes de instituto; ‘Avecrem’, que se lo puso Tarrancho a Merce Eva, ya que gustaba él de leer al revés todo lo que se ponía por delante; y Risky Bisnis algún otro de la pandilla que ahora no recordaba Indalecio, por la película aquella de Tom Cruise (Risky Business), por su parecido fonético con Ricardo y porque además, tal era el nivel de inglés por aquel entonces, creían que Risky era tan sólo el nombre del protagonista de la película. Ha dejado ya de escuchar a Avecrem, aunque hace algún gesto vago que da a entender mínimamente que sigue el hilo de lo que ella le está contando. Y ha llegado al día de marras, “¿No vienes al reservado, Inda?” “No, no, paso, que voy a bailar el jevi con los colegas.” Y allá que se fue Indalecio con sus amigotes, otro Air Guitar Hero más. Avecrem no perdió el tiempo, ya iba ahora de la mano de Risky, directos al reservado previo paso por la barra a pedirse una de esas asquerosidades de los años 80, Licor 43 con Coca-Cola. Indalecio los ve de reojo, sonríe, y sigue moviendo su cabeza arriba y abajo, tocando esa guitarra eléctrica imaginaria entre punteos decididamente deicidas… Ridin’ down the highwaaaay, goin’ to a show… It’s a long way to the top if you wanna rock’n’rooooll.

Anuncios

33 comentarios en “VIAJES AL FONDO DEL ALSA – LAS MICROAVENTURAS DE INDALECIO, EL CONDUCTOR – PARTE VI – AVECREM Y RISKY BISNIS

  1. Muy bueno lo del Avecrem, tengo la misma manía de leer al revés palabras y cifras…y lo del licor 43 con cocacola, uff, ya no pillé esa moda pero la presencié, como el cacaolat con no sé que mierda.
    Por cierto, el meter tantos títulos de canciones ¿te posiciona?, ¿has notado alguna diferencia con otras entradas en las que no utilices este recurso?, que no digo que lo sea en tu caso.

    Le gusta a 1 persona

    • Ufff. Y el San Francisco aquel, intragable…
      Pues no sé qué decirte, sí que imagino que etiquetar grupos, canciones, etc. te hará llegar a sitios que serían prácticamente imposible de otro modo. De todos modos, es una manía de siempre, la de escribir con la música siempre presente. Voy a dar una vuelta por los entresijos de esto y te comentó.
      Un abrazo, Antonio! 🙂

      Le gusta a 1 persona

  2. ¿Coca cola con 43? Agrrrr… Eso debe darle una subida de azúcar a cualquiera… es como una canción de Celia Cruz, para copiarte el estilo de escribir “Azúuuucarrrrr”. Na’, en Puerto Rico tomábamos 43 con leche, era un poquito menos dulce, parecía trago de párvulos… Jajaja Aparte, me gustó esta entrada de discoteca… ¡Qué tiempos aquellos!

    Le gusta a 1 persona

  3. Ese del avecrem podía pasar unos días visitando Buenos Aires y aprendiendo lunfardo. Los habitantes de la tierra del tango tienen por costumbre decir palabras al revés en sus frases diarias. A mí, esto de haberme casado con uno de esa especie está empezando a “volveme un poco lloca fiu” ;).
    Cómo echo de menos los viajes en Alsa. Ya no voy pal pueblu a trabayar. Agora quedo en la capital y los trayectos en TUA no son tan productivos. Besinos por kilos pa tí.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s